Mini-desahogo: lloro de sueño

Hace días que estoy perdida. Me siento un desastre, un rastrojillo humano, estoy torpe, olvidadiza y un poco al límite.

Llevaba días pensando en mi próximo mini-monólogo, pero no encontraba un tema divertido del que hablar, y es que no tengo mi ‘chispa’ habitual. No os preocupéis, estoy bien, solo un poco apagada y sé que desahogarme con vosotros me va a ayudar; porque yo soy de esas chicas que necesita hablar para desahogarse, para sacar lo malo y dejar sitio para que entre lo bueno. Y si lo hago acompañada de helado de chocolate, mejor que mejor.

Seguir leyendo