#MamáTeRecomienda: Soy un Conejo. I am a Bunny.

 

Tenía muchísimas ganas de hacer una reseña de ‘Soy un Conejo. I am a Bunny‘ porque es un libro infantil que nos ha encantado por muchos motivos.

El primero de todos:  . El cuento, las ilustraciones, hasta el formato nos ha parecido súper bonito. Tiene un rojo metalizado en las tapas que al peque le encanta.

La historia es una narración muy sencilla que se describe a través de breves frases escritas en español e inglés. Me encanta poder leerle al peque los libros en los dos idiomas, y que llegue el día que le pregunte: ‘¿cómo quieres que hoy te lo lea primero, en español o en inglés?’ Sinceramente, ojalá todos los libros fueran así.

Seguir leyendo

Las parejas sin hijos, no tienen ni idea

El otro día lo hablaba con una amiga: cómo las cosas más sencillas se han complicado al tener el cachorro.

Antes, para meterme en el coche: abría la puerta, me sentaba, cerraba la puerta, cinturón y listo. Ahora, tendríais que vernos, especialmente si llueve o hace frío: mi marido y yo recordamos nuestra estrategia, como cuando un día jugamos al paintball. Tú el niño, yo el carro. Niño que llora. Puerta del maletero que no se cierra. Juguete que no encontramos. Cerramos puerta del maletero. ¿Y el chupete? Abrimos puerta del maletero. Mensaje a nuestros amigos: “llegamos tarde, lo siento”.

Seguir leyendo

Lactancia, en primera persona.

La lactancia es un tema muy amplio que nos dará mucho de qué hablar, pero hoy me gustaría centrarme en mi experiencia. Desde el principio yo lo tenía claro: si puedo darle el pecho, se lo daré. Sino, no pasa nada. Mi madre no me pudo dar pecho, y aquí estoy, tan bien (hay teorías al respecto). Y, por suerte, llevamos así casi 5 meses.

El pediatra en la revisión de los 4 meses nos recomendó seguir con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y yo me lo he tomado al pie de la letra, aunque no me imaginaba todo el sacrificio implícito.

Seguir leyendo

Cuidado a la hora de comprar productos para el bebé.

Todos los que me conocéis, sabíais que este post iba a llegar: el tema de jabones/cremitas para el cachorro, porque ya no solo busco productos para toda la familia sin parabenos, ftalatos y phenoxyethanol, sino que tengo una campaña abierta e intento convencer a todo el mundo que se fije a la hora de hacer la compra. Cuando a nosotros nos toca comprar, mi marido sabe que si voy a probar una nueva marca para nosotros, me va a llevar un tiempo decidir. La del peque la tengo clara.

Seguir leyendo